Domingo 21 de Mayo 2023
PLANTAS

Como cuidar tus árboles de interior en invierno

Los árboles de interior pueden estar mejor que nunca.

Escrito en ESTILO Y VIDA el

Luego de un extenuante verano con temperaturas extremas en nuestro país y un inusual otoño, el tan ansiado invierno llegó con temperaturas más que agradables para todos los fanáticos de esta temporada. Como no podía ser de otra manera, nuestro jardín ya se preparó para esta época, sin embargo, nuestros árboles de interior podrían experimentar algunos inconvenientes.

Como sabemos, los árboles de interior son aquellos referentes vegetales con características especiales que pueden ubicarse en los espacios del hogar, adornando con mucha más profundidad que otras plantas de interior con menor volumen.

Si bien es cierto que todas las plantas y árboles están naturalmente preparados para la temporada más fría del año, existen ciertas medidas que se pueden tomar para preservar, no solo el verdor de estas plantas, sino prolongar su vida.

Como primera recomendación, se tiene que tener en cuenta que no se deben colocar al aire libre, ya que, al haber estado en ambientes cerrados con temperatura y humedad controladas, podrían experimentar un estrés que podría terminar secándola.

Por otro lado, se recomienda alejar los árboles de fuentes que irradien temperaturas mayores y alejarlos de estufas, caloventores, aires acondicionados a temperaturas superiores a los 18 grados y controlar periódicamente la humedad del sustrato en el que están.

Por último, es preferible que estén cerca de ventanas o ventanales amplios donde puedan recibir la luz solar, ya que esta posibilitará la fotosíntesis. Eso sí, si son pequeñas plantas, lo normal sería no colocarlas a la luz directamente hasta que tengan una altura razonable.

El resto de los consejos

Uno de los consejos más importantes a la hora de cuidar de los árboles de interior en invierno es mantener el sustrato libre de hojas secas, debido a que las mismas podrían colaborar a reunir insectos y hasta hongos que podrían colocar en riesgo la vida de las plantas.

Es recomendable reducir el ritmo de riego, de manera de asegurarse simplemente que la tierra esté húmeda. Sin embargo, de ser necesario, un riego profundo cada mes podría reavivar las raíces y proveer la humedad tan necesaria, pues el ambiente estará bastante cálido dentro del hogar.